Saltar al contenido

¿Sigue Nokia todavía vivo? – Caso Nokia

noviembre 27, 2018

¿Quién no ha tenido un Nokia en sus manos? Esos móviles pequeños y resistentes, que podías dejar caer de un tercer piso y seguir funcionando. Y que dominaban todo el mercado.

Pero si miramos a nuestro alrededor, casi nadie tiene ya uno de estos antiguos móviles. ¿Qué le paso a este gigante de la telefonía para caer de la cima? Y más interesante, ¿sigue vivo a día de hoy?

Nokia fue creada en 1865 por Fredrik Idestam, empezando como una fábrica de celulosa. Varias décadas después se involucraría en la fabricación de cables, hasta introducirse de lleno en el sector de las telecomunicaciones.

La empresa tuvo unos años dorados en los que lideró su industria, vendiendo los primeros móviles transportables. Pero la seguridad de su éxito le acabaría pasando factura.

Nokia cometió el error de dejar de innovar, y seguir confiando en lo que le llevó a la cima. Durante años, solo se dedicó a hacer pequeños cambios en la apariencia y componentes de los teléfonos, mientras otros competidores preparaban grandes innovaciones.

Muchas empresas estaban desarrollando videojuegos para móviles, para los que los teléfonos de Nokia no estaban preparados. El teclado numérico y las pequeñas pantallas hacía difícil interactuar con los juegos, y los usuarios se frustraban por ello.

Además, el auge de Internet estaba impulsando la creación de contenido, difícil de consumir en los móviles de Nokia. Sus competidores se estaban adaptando y empezando a hacer pantallas más grandes, pero Nokia parecía ignorarlos.

La compañía seguía manteniendo su cuota de mercado, y estas señales no parecían lo suficientemente amenazadoras. Al menos, hasta que una innovadora empresa revolucionó de nuevo la industria.

En 2007, Apple lanzaría al mercado su teléfono iPhone, que supuso el primer gran golpe para Nokia. Un teléfono intuitivo, carente de teclado y apropiado para consumir contenido. Mucho más atractivo que los demás teléfonos.

No solo eso, el segmento de personas que no pudieran permitirse un iPhone también empezaba a ser cubierto. En 2008, Google lanzaría Android para proveer a las muchas copias más baratas que estaban surgiendo del iPhone. Nokia tenía los días contados.

La cuota de mercado de Nokia descendió desde más de un 50% en 2007 a tan solo un 3% en 2012. Al haberse centrado tanto en los dispositivos, no disponían ni de software ni de servicios propios que pudieran cubrir sus pérdidas.

Tras varios intentos fallidos de recuperar lo que había sido Nokia, Microsoft le ofrece una alianza. Ambas compañías habían llegado tarde a la nueva revolución de los smartphones, y creían que apoyándose podrían competir con los líderes.

Además, Nokia pensaba que con Windows Phone podría diferenciarse de la competencia que usaba Android.

Para satisfacer las demandas de Microsoft, Nokia se libraría de sus actuales móviles, anunciando que una nueva línea de dispositivos con Windows Phone llegaría en el siguiente año.

Por desgracia, Nokia haría el anuncio demasiado pronto, y sus clientes interpretarían que estaban siendo abandonados. El negocio que quedaba de sus dispositivos colapsaría, y nunca se volvería a recuperar.

La situación en Nokia estaba siendo tan mala que en 2013 Microsoft se ve obligada a comprarla. La empresa no quería permitir que su única oportunidad de impulsar Windows Phone muriese, y necesitaban asumir control directo.

Pero estos nuevos teléfonos ya llegaban demasiado tarde, y los móviles con iOS y Android eran opciones mucho más atractivas que Windows Phone.

No solo eso, las visiones de Nokia y Microsoft también eran diferentes. El objetivo de Nokia era dirigirse a mercados en vías de desarrollo, rebajando los precios aun a costa de sacrificar la potencia de Windows Phone.

En cambio, Microsoft pretendía batir al iPhone y los teléfonos Android. Para la empresa era impensable hacer menos eficiente su sistema operativo.

Tras escasos años tratando de entenderse, Microsoft se desharía de Nokia vendiéndola de nuevo, acabando también con Windows Phone.

Nokia sería comprado por HMD Global en 2016, que tenía planes muy distintos de los que Microsoft pretendía. Los móviles de Nokia no estaban muertos, tan solo necesitaban una buena ejecución para volver al mercado.

Para ello habría que limpiar su imagen, haciendo que la gente olvidara el pasado y su fracaso al unirse con Microsoft. La empresa se aliaría entonces con Google, incorporando el sistema Android en sus teléfonos.

La nueva estrategia de Nokia pretendía recuperar aquello que hacía a sus móviles tan especiales, adaptándolo a la nueva época en la que se encontraban.

Nokia también crearía smartphones con grandes pantallas táctiles, pero con un enfoque diferente al resto. La mayoría de fabricantes se centraba en hacer dispositivos mejor diseñados, más bonitos y con apariencia “premium”, a costa de su usabilidad. En cambio, Nokia haría lo contrario.

Sus nuevos móviles se centrarían en ser prácticos, y en sacar el máximo partido a su utilidad. La empresa fabricaría dispositivos con gran resistencia a golpes, aumentando la durabilidad de la batería, el número de puertos y su vida útil. Todo ello, junto a un buen soporte de software y al cliente.

Habría aspectos como la cámara o el diseño en los que no podría superar aún a los teléfonos de gama alta, pero Nokia ya estaba encontrando su camino.

Recientemente, la empresa ha iniciado otra estrategia muy interesante. Desde 2017 Nokia ha empezado a revivir sus viejos modelos de teléfonos, algo que no ha pasado desapercibido en los medios de comunicación.

Este movimiento ha coincidido con el auge del sistema operativo KaiOS, que está dando mucho de qué hablar.

KaiOS es un sistema que convierte a los viejos teléfonos en inteligentes, añadiéndoles 4G, wifi, capacidad de GPS y hasta una app store. Su tienda contiene las aplicaciones más populares, adaptadas al hardware de estos dispositivos para que funcionen correctamente.

Además, KaiOS permite utilizar el asistente de Google para realizar búsquedas por voz, algo muy apropiado en estos teléfonos. En vez de escribir en el incómodo teclado numérico, sus usuarios pueden simplemente hablar y obtener rápidamente lo que buscan.

Y podrías preguntarte, ¿quién compraría estos pequeños teléfonos con las mejores opciones que ya existen?

Lo cierto es que Nokia podría estar abriendo nuevos nichos de mercado en el mundo de los smartphones. Aún es pronto para decir si esta estrategia tendrá éxito, pero mucha gente podría estar interesada en adquirir estos teléfonos.

Piensa en la gran cantidad de personas de la tercera edad que aún no tiene un smartphone. Gente que no se siente identificada con los aparatos tan modernos que están surgiendo, o que simplemente no entienden cómo utilizarlos. Pero están familiarizados con sus antiguos teléfonos.

Nokia podría llegar a este mercado despertando sentimientos de nostalgia, introduciéndoles cómodamente al mundo de los smartphones.

Pero estos dispositivos también podrían ser de gran utilidad para los niños pequeños. Muchos padres aún temen regalarle un móvil a sus hijos por el temor de que lo rompan o lo utilicen de manera indebida. Pero estos teléfonos más resistentes y sencillos, podrían ser buenas opciones con las que empezar.

Además, si Nokia consigue rebajar aún más el precio de sus teléfonos, podría llegar a países en vías de desarrollo, con escaso poder adquisitivo. Otro grupo extenso de personas a las que introducir los smartphones.

Nokia fue un gigante que llegó a la cima de su industria, y se hundió por la falta de innovación. La empresa ha aprendido la lección, y parece haber encontrado de nuevo su camino. Solo el tiempo dirá si volverá a la cima, pero sin lugar a dudas, Nokia sigue vivo.

  • Lecciones principales:

(-) No te duermas en los laureles (Al llegar a la cima, Nokia se relajó y dejó de innovar. Creyó que lo que le había llevado al éxito seguiría haciéndolo en el futuro, pero sus competidores le adelantaron)

(-) Elige bien a tus aliados (La alianza de Nokia y Microsoft no terminó bien por la falta de comunicación y de unidad en sus visiones, haciendo que se separaran de nuevo)

(+) Reinventa tu industria (Nokia parece estar ahora creando un océano azul en la industria tan saturada de los smartphones, enfocándose en su usabilidad y reviviendo sus móviles antiguos)

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Si cierras este mensaje o continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar