fbpx Saltar al contenido

FedEx vs. UPS, ¿quién enviará ahora tus productos?

diciembre 20, 2018
fedex análisis empresarial

Caso FedEx

Piensa por un momento en tu ropa, tus libros o el móvil que estás utilizando. ¿Quién los ha enviado a la tienda donde los compraste?

Tanto si te han enviado paquetes como si compras por Internet, probablemente hayas utilizado empresas como FedEx o UPS. Ambas compañías quieren seguir creciendo, ¿pero cómo están compitiendo entre ellas y quién superará a la otra?

FedEx es una corporación que se dedica al transporte de mercancías, fundada en 1971 por Fred Smith. Es de las compañías que más ha contribuido al comercio entre países, pero sus inicios fueron algo duros.

A mediados de los años 60, Fred Smith era todavía un universitario estadounidense. Para una de sus clases, Smith escribiría un ensayo hablando sobre los problemas de logística en la época, que sería el inicio de la idea de FedEx.

Smith se dio cuenta de que cada vez más el tiempo significaba dinero, y que había una gran necesidad de coordinar y aumentar la velocidad de los envíos. Este problema se podría solucionar con el transporte aéreo, poniendo un intermediario entre las empresas que se dedicara exclusivamente al envío de productos.

Federal Express empezaría a hacer sus primeros transportes aéreos en Estados Unidos. Dado que el concepto de Smith se enfocaba en la velocidad, la compañía pronto comenzaría sus vuelos nocturnos, algo poco común por entonces.

Los primeros años de la compañía fueron duros, y no dejaba de perder dinero. Smith confesaría que una noche tomó un vuelo impulsivo a Las Vegas, y que usó el dinero que ganó en el BlackJack para operar su compañía al día siguiente.

Sin embargo, FedEx conseguiría levantar poco después una ronda de financiación, que le daría el tiempo suficiente para que en 1976 se volviera rentable. Desde entonces, la compañía ha seguido creciendo, hasta convertirse en el gigante de los envíos que es a día de hoy.

Ya vista la historia de FedEx vamos a centrarnos en el presente. United Parcel Service, también conocido como “UPS”, es uno de los mayores rivales a los que se enfrenta FedEx en el sector de la logística. ¿Pero hasta qué punto compiten estas empresas entre ellas?

Podría parecer que estos dos gigantes de los envíos son competidores directos, pero durante los últimos años han seguido modelos de negocio diferentes.

Debido a su pasado, FedEx está más centrado en el transporte aéreo y se especializa en envíos grandes y sensibles al tiempo. En cambio, UPS tiene su fuerte en el transporte por tierra, y se centra en el envío de paquetes pequeños.

Estas características han hecho que ambas compañías se estructuren de formas distintas, y además se dirijan a diferentes clientes.

Los puntos de entrega de UPS son establecimientos habitualmente pequeños, y son dirigidos por franquiciados independientes. Estos lugares sirven a personas y dueños de pequeños negocio, y se centran en envíos de poco tamaño.

Sin embargo, los puntos de entrega de FedEx son otra historia. Estos establecimientos ocupan grandes parcelas, y se asemejan a oficinas reales dirigidas por una compañía. En este caso, FedEx se ocupa del envío de paquetes grandes y complejos, dirigiéndose a clientes de multinacionales que prefieren el servicio express que ofrecen.

Por otro lado, podría parecer que la gran ola del comercio electrónico ha beneficiado a ambas compañías, pero esto no es del todo cierto.

Empresas como UPS sí que se han beneficiado del auge de las tiendas digitales, ya que la mayoría de los comerciantes son pequeños negocios. Estas tiendas suelen depender del transporte terrestre y de envíos dentro de su región para evitar sobre-costes, lo cual beneficia a UPS.

Y por la misma razón, la ola del comercio electrónico no ha afectado tanto a FedEx, ya que su fuerza aérea no se ha visto tan demandada para comerciar entre países.

¿Pero no habíamos dicho al principio que ambas compañías estaban compitiendo entre sí? Lo que hemos descrito antes era el panorama de FedEx y UPS hacía unos años, pero ahora las cosas están cambiando. Y esto se debe a la presencia de un tercer jugador.

¿Te suena TNT Express? UPS y FedEx no son las únicas empresas que se dedican al envío de mercancías, y TNT es otro jugador importante, especialmente en Europa.

En el año 2013, UPS trató de adquirir TNT por 6,8 mil millones de $, pero las regulaciones europeas no lo permitieron. Ambas compañías tenían una gran cuota de mercado en el continente, y las leyes antimonopolios impidieron el trato.

Por aquella época FedEx no parecía interesada en adquirir TNT, pero un par de años después esto cambiaría. Y FedEx nos daría una sorpresa con la adquisición en 2015 de TNT por 4,8 mil millones de $, una cifra bastante más barata que la que ofreció UPS. ¿Qué había pasado?

Lo cierto es que FedEx llevaba tiempo siendo consciente de su debilidad en tierra. La compañía contaba con una flota potente de camiones, pero estos estaban en su mayoría en Estados Unidos. A nivel internacional, FedEx era demasiado dependiente de sus aviones, y su presencia en Europa era mucho menor.

En el año 2013, a UPS le pertenecía un 16% de la cuota de mercado en Europa, mientras que FedEx solo contaba con el 5%. Esta diferencia permitió a FedEx adquirir TNT más tarde, ya que su fusión no significaría una alteración tan grande en el mercado.

Además, la oferta de compra pudo ser menor que la de UPS, debida a la situación que TNT estaba pasando. En los años anteriores las acciones de la empresa habían estado cayendo, y además no dejaban de reportar pérdidas.

Con esta jugada FedEx conseguiría aumentar su presencia en Europa, y fortalecería su transporte terrestre. Además, llegaría a superar la cuota de mercado que UPS tenía en el continente, y la competencia entre las empresas empezaría a ser más directa.

Sin lugar a dudas, FedEx es una empresa que ha sabido expandirse por todo su sector. Su modelo de negocio es cada vez más parecido a rivales como UPS, y su competencia en los últimos años no ha dejado de aumentar.

  • Lecciones principales:

(+) Persevera en tu idea si has visto que funciona (Smith estaba perdiendo dinero al principio con su empresa, pero se había dado cuenta de que estaba solucionando un problema real. Lo importante era que había recibido feedback positivo, y solo necesitaba tiempo para hacerla rentable)

(+) Adapta tu modelo de negocio (tanto FedEx como UPS seguían modelos de negocio diferentes, pero ambos funcionaban. No hay un modelo o una forma de estructurar tu empresa perfecta, va a depender de las circunstancias y del servicio o producto que  ofrezcas).

(+) Estate atento a las oportunidades (FedEx no ofreció un trato a TNT justo después de UPS, ya que sabía que probablemente le saldría caro. Esperó un par de años a ofrecer una compra más barata cuando a TNT le iba mal, que además fue posible gracias a su baja cuota de mercado en Europa)

Puedes ver más casos sobre empresas aquí.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Si cierras este mensaje o continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar