fbpx Saltar al contenido

Caso Marvel ¿Quiebra? | Emprende Aprendiendo

noviembre 20, 2018

Cómo salir de la bancarrota y ser una empresa multimillonaria – Caso Marvel

¿Sabías que Marvel estuvo en la bancarrota? Esta empresa multimillonaria ha hecho que disfrutemos con decenas de películas sobre superhéroes, y su nombre es conocido en todo el mundo. Sin embargo, hubo un tiempo en el que Marvel estuvo a punto de desaparecer.

¿Cómo pudo una empresa que estaba en la bancarrota cambiar su rumbo y llegar a la cúspide a nivel cinematográfico, como es Marvel a día de hoy?

Marvel fue creada en 1939 por Martin Goodman, lanzando cómics sobre superhéroes ambientados en la ciencia ficción. Durante las primeras décadas operando, la empresa gozaba de un moderado éxito, pero este terminaría con la burbuja de la industria del cómic.

A mediados de los años 90, Marvel se encontraba endeudada y sus ventas habían caído en picado. Ante esta situación, la empresa decidió declararse en bancarrota, una jugada arriesgada, pero que le dio el tiempo suficiente para cambiar su rumbo.

La bancarrota es un estado financiero en el que una empresa se declara incapaz de hacer frente a sus deudas. Cuando los gastos de una compañía superan a sus beneficios, es posible declararse en este estado, y saldar la mayor parte de las deudas.

Sin embargo, hay que tener cuidado a la hora de utilizar este recurso, ya que también supone varias penalizaciones a nivel fiscal y legal. Antes de declararte en bancarrota, investiga qué otras opciones tienes para salvar tu compañía.

Con sus deudas saldadas, Marvel empezó a replantearse el camino que la empresa debía seguir. Tras varios pasos en falso como la creación de restaurantes ambientados o CD-Roms interactivos sin mucho éxito, la empresa puso sus ojos en la industria del cine.

Por aquella época, ya eran varias las películas que estaban en pantalla protagonizadas por los personajes de Marvel. Sin embargo, ninguna de estas películas había sido llevada a cabo por la empresa, sino por estudios cinematográficos ajenos a ella.

Y como podrás imaginar, esto reducía considerablemente los ingresos de la compañía.

Durante años, Marvel había estado vendiendo los derechos de sus personajes a estos estudios, con el fin de obtener dinero rápido. Este pensamiento a corto plazo funcionó bien durante las primeras décadas de la compañía, pero a largo plazo la estaba ahogando.

Cuando tomes decisiones en tu empresa, es muy importante que consideres cómo van afectar a largo plazo. Quizás hoy te parezca una buena forma de ganar dinero o crecer, pero ceder el control de tu compañía, de la forma que sea, siempre va a tener consecuencias en el futuro.

Para salir de esta situación, Marvel decidió crear su propio estudio cinematográfico. De esta forma, la compañía tendría el control de todos los beneficios que dieran las películas. Pero se encontraba con dos problemas.

Por un lado, necesitaba capital para llevar a cabo el proyecto, y por otro, carecía de los derechos de muchos de sus personajes más famosos. Y para recuperarlos, también necesitaría dinero.

Marvel realizaría otra jugada arriesgada para conseguir este capital. Pediría un importante préstamo al banco ofreciendo como aval los derechos de más de 10 personajes, entre ellos el famoso Capitán América. Si Marvel Studios fallaba, perderían a todos estos personajes, y su plan moriría con ellos.

A pesar del riesgo de esta decisión, los posibles beneficios a largo plazo hacían que mereciese mucho la pena. Si decides montar una empresa, vas a tener que tomar decisiones que pongan en peligro la estabilidad de tu compañía. Pero a veces, estas son necesarias para tener éxito en el futuro.

Con mucha presión en la primera película del estudio, Marvel consiguió llegar a la suficiente gente, y seguir creando producciones bajo su firma. Y poco a poco, fue consiguiendo el dinero para recuperar a sus personajes.

Desde entonces, Marvel no ha parado de crear éxitos en taquilla. Pero nada de esto hubiera sido posible sin películas de gran calidad, y un importante esfuerzo en marketing para anunciar sus producciones. Sabiendo esto, ¿a qué se debe exactamente el éxito de las películas de Marvel?

En primer lugar, Marvel ha comprendido el poder de la expectación creciente en la industria del cine. Durante los meses anteriores al lanzamiento de una película, Marvel se dedica a ir filtrando imágenes y pequeños clips de los protagonistas, tanto en campañas de marketing tradicional como en redes sociales.

La empresa cuida muy bien el momento en el que se filtran estos pequeños adelantos, así como el lanzamiento del tráiler oficial, para no ser eclipsado por otras películas.

Además, ha contado con la colaboración de numerosos famosos para dotar de autoridad a sus películas, y ha sabido adaptar cada campaña a la cultura del país a la que se dirigía.

Sin embargo, el marketing de Marvel no se ha centrado tanto en adquirir nuevos clientes, sino en fidelizar a los que ya tenía. El boca-oreja muchas veces es la forma más eficaz de conseguir nuevos consumidores para tu producto, algo que Marvel conocía muy bien.

Curiosamente, el punto fuerte del marketing de la empresa no está tanto en los anuncios que hace de sus películas, sino que está dentro de ellas.

Marvel utiliza la propia historia de sus películas como enganche y anuncio de las siguientes, dejando al espectador con ganas de más. Durante la película aparecen referencias a otros personajes de la franquicia, y tras los créditos siempre muestra una “escena secreta”.

En este adelanto final, la película conecta con la siguiente secuela o con una o más historias de otros personajes.

Un seguidor de Marvel puede tener algunos personajes con los que simpatice y por ello vea sus respectivas películas. Mostrando estas pequeñas escenas de otros superhéroes, Marvel consigue que estos seguidores conozcan a más personajes de la franquicia, se hagan fans de ellos y vean sus películas.

Este efecto también lo consigue con las películas en las que junta a varios de los superhéroes más conocidos, como fue en el caso de la película “Los Vengadores”. Una vez Marvel te engancha con un personaje, es cuestión de tiempo que te vuelvas fan de otros.

Y este es un efecto bola de nieve en cuanto recomiendas las películas a tus amigos, se enganchan, y vuelven a recomendarlas.

Este éxito ha sido posible gracias a que Marvel lleva años observando qué le gusta a la gente, a través de las críticas a sus películas y de numerosas encuestas. Da a la multitud lo que quiere, pero siempre dando pistas de que hay más por llegar.

Y se ha dado cuenta, de que una película puede ser todo lo buena que quiera en planos de cámara, en efectos especiales o incluso en música. Pero sin una historia sólida y unos personajes atrayentes, todo lo demás no sirve de nada.

Cuando su principal rival DC falla en esto, Marvel se ha superado creando superhéroes convincentes que se construyen de película a película. Con los acontecimientos que ocurren en la historia, los personajes de Marvel van evolucionando, aprendiendo de sus errores y haciéndose más humanos.

Cada superhéroe tiene una personalidad y motivaciones propias, que hacen que parezca una persona real, solo con superpoderes añadidos. De esta forma, los espectadores logran empatizar con ellos, desean su bienestar, y tienen la necesidad de ver cómo continúan sus historias en las siguientes películas.

Marvel tuvo una época oscura en la que casi desaparece, y en la que se vio obligada a declararse en bancarrota. Pero gracias a su capacidad de análisis y de tomar las decisiones acertadas, supo cómo triunfar en la industria del cine, dando a la gente lo que quería y haciéndose una empresa multimillonaria.

Saliendo de una crisis que no la mató, sino que la hizo mucho más fuerte.

  • Lecciones principales:

(+) Adaptarse a las nuevas tendencias (cambio de enfoque centrado en los cómics a las películas)

(-) Pensar en el largo plazo (venta de derechos de los personajes por dinero a corto plazo y problemas en el futuro a la hora de recuperarlos para propias películas)

(+) Marketing dentro de los propios productos (escenas relacionadas con las películas de otros personajes, de forma que las publicitaban con medios propios y no gastaban dinero en marketing)

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Si cierras este mensaje o continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar